Diseño UX

De Seobility Wiki
Saltar a: navegación, buscar

¿Qué es el diseño UX o UX Design?

El diseño UX describe el proceso que utilizan las empresas para garantizar que sus productos y servicios brinden una buena experiencia de usabilidad. También es conocido como UX design, donde UX es una abreviación del término experiencia de usuario o usuaria, en inglés User Experience.

La experiencia de uso se aplica tanto a las interacciones cara a cara como a las que se generan online, además también incluye los productos digitales y los físicos.

Es un proceso extenso que abarca todo el desarrollo del producto, así como las etapas de marketing, de ventas y posventa. El UX Design tiene aplicaciones en prácticamente todos los sectores industriales, desde el desarrollo de software hasta la ingeniería o el comercio electrónico.

El concepto fue desarrollado inicialmente por Don Norman a finales de la década de los 80. Con su aparición, el diseño de productos desestimó el paradigma anterior, que estaba centrado principalmente en los sistemas y la apariencia de la interfaz, más que en las necesidades de las personas que usaban el producto.

Desde entonces, el campo del diseño UX ha estado en continuo desarrollo y se ha expandido significativamente, siendo en la actualidad ampliamente adoptado por las empresas y las consumidoras/es.

El UX design se basa en una variedad de disciplinas que están relacionadas entre sí, tales como la psicología, el diseño visual y la programación. En la actualidad, este campo es considerado una parte integral de las operaciones comerciales, debido a los beneficios que ofrece en la adquisición, atención y retención de las y los clientes.

Principios del diseño UX

Dado que el diseño UX se ha convertido en una disciplina con múltiples aplicaciones digitales, las y los diseñadores como también los marketers deben estar familiarizados con los principios fundamentales de este proceso, que se describen a continuación.

Las personas son lo más importante

Esta idea es lo que originalmente impulsó el desarrollo del diseño UX como disciplina. De acuerdo con este principio, todos los elementos de diseño de un producto o servicio deberían permitir cualquier acción que la persona intente realizar.

Usabilidad total en todo momento

En el caso de sitios web o aplicaciones móviles, esto significa tomar decisiones de diseño conscientes al crear íconos, textos, botones, la estructura de página y cada elemento con el que interactúan los y las usuarias.

Diseño narrativo

La ubicación y la sucesión de los elementos de diseño deben contar una historia coherente que convenza a los y las cibernautas, además de impulsarlos a la acción.

Accesibilidad

Esto implica utilizar el contraste de color, la tipografía y la jerarquía más apropiadas para garantizar que las personas con diferentes necesidades puedan navegar por el sitio o aplicación con la mejor experiencia de usabilidad.

Las características de diseño deben dar a los y las navegantes más libertad y control

Este principio es especialmente importante cuando se navega por un sitio web. El diseño debe apuntar a dar a los y las usuarias la opción de volver atrás o corregir errores de la manera más fácil y rápida posible.

Eficiencia y minimalismo

El principio de “menos es más” es un concepto central en el diseño UX, lo que significa que cada acción debe estar compuesta por la mínima cantidad de pasos posibles.

La eficiencia también es relevante en cuanto a la cantidad de información que se ofrece, ya que el objetivo principal debe ser presentar contenidos claros y concisos y evitar la sobrecarga de información.

Consistencia

Esto debe ser evidente en la apariencia, el diseño y los procesos, para que usuarias y usuarios puedan familiarizarse rápidamente con lo que se requiere para usar el sitio o producto.

En este contexto también se trabaja con una herramienta conocida como panal UX (por su forma hexagonal) o UX honeycomb en inglés. Se trata simplemente de un conjunto de valores que pueden guiar la práctica de esta disciplina. Dicho panal sugiere que el proceso de diseño debe garantizar que el resultado sea:

- útil (useful): completa el objetivo o la necesidad de la persona.

- usable: cualquier persona lo puede usar fácilmente.

- localizable (findable): el contenido es fácil de encontrar y la interfaz navegable.

- valioso (valuable): añade un valor a la persona porque puede alcanzar su objetivo fácilmente.

- deseable (desirable): es atractivo y friendly. Evoca emociones.

- creíble (credible): genera confianza.

- accesible: puede ser usado por tantas personas como sea posible.

El diseño UX siempre está centrado en la persona

El UX design siempre está centrado en la persona (lo que se conoce como user-centric) y esto debe ser evidente en cada punto de contacto entre esta y la marca.

Es importante tener en cuenta que el diseño de experiencia de uso depende del contexto y siempre se basa en las necesidades actuales de las y los usuarios. Por lo cual, es relevante considerar los siguientes aspectos en cada etapa del proceso de diseño y desarrollo:

  • El qué: qué es lo que la persona desea lograr o comprar, cuáles son sus expectativas en términos de funcionalidad y que características son más esenciales y deseables.
  • El por qué: por qué alguien querría usar o adquirir un producto o servicio. Implica tener un conocimiento profundo de las clientas y clientes objetivo, sus valores y sus opiniones.
  • El cómo: detalles del proceso a través del cual se produce la conversión, especialmente en lo que respecta a la estética, la funcionalidad y la accesibilidad.

Así pues, comprender de forma clara el customer journey y aplicar los principios del diseño UX en cada etapa del proceso es crucial para una buena experiencia.

También cabe destacar que el diseño UX se basa en un ciclo de prueba y repetición, lo cual implica que está bajo revisión y actualizaciones constantes. Puede ser útil conceptualizarlo como un ciclo que se alimenta a sí mismo en bucles, a través de las siguientes etapas:

  • Descubrir el contexto en el que se utilizará un producto o servicio.
  • Comprender las necesidades y características de la persona.
  • Crear soluciones adecuadas.
  • Evaluar en qué medida dichas soluciones cumplen con las expectativas de usuarias y usuarios y realizar los ajustes pertinentes.

Beneficios del diseño UX

Una buena experiencia de usabilidad puede mejorar la tasa de conversión, pues tiene un papel crucial a la hora de conseguir que las clientas y clientes interactúen con la página.

Factores clave que contribuyen a crear una interfaz usable y a una buena experiencia de uso son: el diseño y la ubicación de los botones de llamada a la acción, la velocidad de carga de la página web, que el diseño esté adaptado a móviles, la legibilidad y el uso de imágenes de alta calidad.

Ahora bien, el diseño UX no solo busca crear experiencias funcionales y fáciles de usar, sino que también intenta generar una fuerte conexión emocional con la audiencia objetivo. Lograr este tipo de identificación con una marca y sus productos es fundamental para mejorar la fidelización de las clientas y clientes.

Por otra parte y debido a su naturaleza iterativa, el UX design puede ayudar a identificar problemas que podrían interferir con la adquisición y retención de clientes y clientas. A su vez, esto ayuda a reducir los gastos relacionados con la realización de cambios en los productos y procesos en las últimas etapas de desarrollo, beneficiando así la rentabilidad a largo plazo.

El diseño UX también puede mejorar la estrategia de venta cruzada de productos y servicios, ya que motiva a usuarias y usuarios a interactuar más aún con una marca, y además puede conducirlos a descubrir otros productos o servicios que no conocían.

De este modo, una buena experiencia de usabilidad también puede convertir a la audiencia en defensoras de la marca, promover recomendaciones de boca en boca y aumentar el intercambio en las redes sociales.

Ampliar conocimientos

Contenidos relacionados