CTR (Click-Through Rate)

De Seobility Wiki
Saltar a: navegación, buscar

¿Qué es el CTR y por qué es importante?

El término click-through rate, abreviado como CTR, se refiere al porcentaje de clics que recibe una publicidad en línea. Para ser más precisos, se trata de la relación entre las impresiones de un anuncio y los clics propiamente dichos.

Este es un importante indicador de desempeño en lo que respecta a la optimización para los motores de búsqueda. Asimismo, es relevante en el contexto del marketing digital y otros métodos de medición como la conversion rate o tasa de conversión.

En general, el CTR resulta bastante apropiado para medir el éxito que ha tenido un anuncio en el ciberespacio, especialmente si el análisis se lleva a cabo durante un periodo de tiempo más largo.

Muchos criterios pueden influenciar el ratio de cliqueo, desde el formato del anuncio hasta el grupo objetivo o sitio web. Aunque esto puede complicar el proceso de comparación, el CTR sigue siendo una herramienta útil para evaluar las campañas publicitarias.

El CTR puede ayudarte a indicar cuándo hay que hacer ajustes. Por ejemplo, una proporción de clics demasiado baja indica que se necesita hacer un ajuste, por ejemplo, puede que el ad no sea lo suficientemente convincente o haya sido ubicado en el lugar incorrecto.

El porcentaje de clics también ayuda a evaluar qué anuncios o palabras claves son exitosos y dónde se necesita mejorar. ¿La campaña publicitaria se está realizando a través de Google Ads? El CTR asociado a la página de resultados del buscador es clave para determinar el nivel de calidad de los comerciales.

Calculando el CTR

Click-Through Rate
Imagen: Click-Through Rate - Autoría: Seobility - Licencia: CC BY-SA 4.0

La proporción de clics establece cuántas personas le han dado clic al anuncio. Luego, compara esta cifra con el número total de impresiones, es decir, lo compara con la cantidad total de personas que han visto dicha propaganda.

Por lo tanto, el CTR se calcula dividiendo el número de clicks entre el número de impresiones y multiplicando el resultado por 100%, como se puede observar con claridad en la imagen de arriba.

Un ejemplo sencillo: 2.000 visitantes vieron un banner advertisement y 30 de ellas le dieron clic. De acuerdo con esto, el ratio de cliqueo es de 1.5% (30 / 2.000 x 100%).

Funciona de la misma manera en el caso del marketing por correo electrónico: un boletín o newsletter es envíado a 10.000 personas y 100 de ellas hacen clic en el link. El porcentaje de clics sería de un 1% (100 / 10.000 x 100%).

No obstante, con el objetivo de obtener resultados significativos se necesitará un mayor número de impresiones. Si en un solo día una de tres visitantes hace clic en el cartel publicitario, el click-through rate sería bastante alto: un 33%. Por desgracia, este valor no sería sustancial debido al bajo número de visitantes en total.

La gente a menudo se pregunta qué tan alto es el ratio de cliqueo promedio. Esta pregunta no puede ser respondida con facilidad ya que simplemente no existe un CTR promedio, pues varía dependiendo de la plataforma, el medio y el contenido.

Importancia del click-through rate en el marketing digital

Un alto porcentaje de clics no debería ser la meta final de ninguna campaña. Conseguir una buena tasa de conversión resulta tanto o más necesario que los clicks, ya que esta métrica nos muestra realmente cuántas de las personas que vieron el anuncio han pasado a ser clientes.

Sin embargo, si nos centramos en, por ejemplo, el marketing de buscadores, veremos que el ratio de cliqueo es crucial en varios aspectos. Imagina que 50 usuarios/as buscan una palabra clave en específico y 5 de ellos hacen clic en el aviso. El CTR de las SERPs será de un 10%, un buen indicador para Google que, además, impacta directamente en los Costes por click.

Otra proporción de clicks interesantes para los buscadores es la tasa de retorno a las SERPs. Esta métrica indica cuántos/as usuarios/as han regresado a Google después de visitar una landing page. Si esta tasa es muy elevada, Google entenderá que las y los visitantes no están encontrando lo que buscan en la página visitada y por lo tanto, la posicionará peor.

Por otra parte, los ratios de cliqueo también juegan un rol fundamental en el marketing de afiliados. Mientras más clics en un link de afiliación, más alta la probabilidad de convertir usuarios/as en compradores/as. Esto, a su vez, produce beneficios financieros para las y los afiliados.

Si el CTR y la tasa de conversión son muy dispares, se debería indagar en las razones de esta diferencia. Por ejemplo: si el anuncio de una tienda online encaja temáticamente con el grupo objetivo, este genera un buen click-through rate. Sin embargo, esto por sí solo no garantiza tener muchas compras.

Quizás la oferta o el precio de los productos no coincida con los gustos o el poder adquisitivo de dicho grupo y, de ser así, estas personas probablemente no comprarán. En este caso, la tasa de conversión además revela qué tan bien ha sido confeccionada una publicidad y si está en línea con las necesidades de los/las usuarios/as.

Y aunque, si bien el porcentaje de clics es un indicador de desempeño considerable, resulta menos recomendable a la hora de comparar diferentes plataformas y verticales, ya que los resultados varían fuertemente dependiendo del formato, la industria, el grupo objetivo y la campaña.

Aún así, el ratio de cliqueo es una buena manera de monitorear el desarrollo de una campaña a lo largo del tiempo. Además, permite hacer una comparación imparcial con campañas actuales del mismo tipo.

¿Cómo mejorar el CTR?

Existen varias estrategias para aumentar el número de clics que se reciben. No obstante, conviene tener presente que un CTR elevado sólo importa si este viene acompañado de una alta tasa de conversión.

Algunas maneras de mejorar el ratio de cliqueo son:

  • Creando anuncios individuales hechos a la medida para diferentes grupos de usuarios y usuarias (género, edad, estatus social, etc).
  • Exhibiendo tu publicidad en websites temáticamente relacionadas que apunten a un público específico en lugar de páginas más generales.
  • Comparando distintos formatos (tamaño, ubicación, etc) y contenidos de carteles publicitarios y haciendo los ajustes necesarios.
  • Reorientando estrategias para reactivar a las/os usuarias/os mediante los anuncios adecuados (remarketing).

Ampliar conocimientos

Contenidos relacionados