Diseño centrado en el usuario

De Seobility Wiki
Saltar a: navegación, buscar

¿Qué es el diseño centrado en el usuario/a o UCD?

El diseño centrado en la o el usuario es una filosofía de desarrollo de productos que se centra en las necesidades, los deseos y las limitaciones de las usuarias y los usuarios finales. Luego, bajo este enfoque, todas las etapas del ciclo de diseño y desarrollo están optimizadas con este objetivo.

Su meta es comprender cómo los y las consumidoras deben o quieren emplear un producto, en lugar de obligarlas a adaptar su comportamiento para usarlo.

Este tipo de diseño también conocido como User-Centered Design o UCD (por sus siglas en inglés) y, en algunos casos, incluso como DCU (siglas en español), es un proceso muy utilizado en el campo del desarrollo de software.

De hecho, la norma internacional ISO 13407 constituye la base del UCD. Este estándar define los procesos durante un ciclo de desarrollo, aunque no especifica los métodos exactos para su aplicación o cómo se puede lograr una experiencia de usabilidad óptima.

Beneficios del UCD para usuarios/as y desarrolladores/as

El objetivo del diseño centrado en el usuario/a es desarrollar productos que ofrezcan altos grados de usabilidad y una experiencia de usuario/a óptima.

La norma ISO 9241-11 (1998) define la usabilidad como la medida en que las y los consumidores pueden utilizar un producto para lograr sus objetivos específicos con eficacia, eficiencia y satisfacción en un contexto determinado.

Los productos diseñados según la filosofía UCD permiten a usuarias y usuarios satisfacer sus necesidades de la forma más sencilla posible, pues la usabilidad bien optimizada reduce el tiempo de trabajo y mejora la productividad, a la vez que previene errores futuros.

Además, los productos diseñados con el método User-Centered Design requieren menos formación y documentación por parte de las y los editores. La usabilidad y la experiencia del usuario/a optimizada también conducen a una menor fluctuación, debido a una mayor satisfacción y motivación del consumidor/a. Además, simplifica el mantenimiento del producto y reduce el costo del futuro rediseño de su arquitectura.

Fases del proceso de diseño centrado en el usuario/a

Diseño Centrado en el Usuario/a
Imagen: Diseño UCD - Autor: Seobility - Licencia: CC BY-SA 4.0

El diseño centrado en el usuario/a es básicamente un proceso de desarrollo iterativo, cuyos principios fundamentales son siempre los mismos, a pesar de que existen diferentes enfoques para el ciclo de diseño.

Vamos a ver las fases clásicas a la hora de trabajar con un proceso User-Centered Design al desarrollar una aplicación web:

Fase de análisis

Esta fase garantiza que se consideren todos los requisitos y necesidades tanto de la empresa como de las usuarias y usuarios antes de que comience la etapa de diseño.

Tareas concretas de esta fase son el análisis de usuario/a, de los stakeholders y del grupo objetivo, incluyendo una evaluación de la experiencia y las habilidades de usuarias y usuarios futuros, el desarrollo de estereotipos o “personas” y la definición de escenarios. También se deben definir los objetivos de usabilidad, concretar las métricas y los objetivos de las pruebas, así como realizar estudios de campo (si es necesario).

Fase de concepción

Esta fase tiene como objetivo transferir la información recopilada a partir de las y los usuarios y de su experiencia de uso, al diseño de la interfaz o del sitio web. Ahora bien, se trata de crear un boceto, plasmar una idea y concebir la interacción entre la persona y el sistema sin diseñarlo propiamente.

Los diversos escenarios de aplicación que ya se han visto y analizado en la fase anterior, se materializan en esta etapa como flujos de tareas y guiones gráficos.

Fase de diseño

En el diseño centrado en el usuario/a, la fase de diseño no es un fin en sí mismo. Más bien, debe verse como una oportunidad para resolver problemas y garantizar una experiencia de usuario/a óptima.

Un diseño gráfico coherente, atractivo y claro ayuda a fortalecer una marca, presentar la información de manera significativa y mejorar la experiencia del público mediante la creación de una interfaz intuitiva.

Fase de evaluación y optimización

Una vez generado el producto y antes de su lanzamiento, se realizan pruebas de usabilidad para evaluar su éxito y la experiencia del usuario/a al interactuar con la aplicación.

El éxito se puede cuantificar con el KPI "usabilidad", por ejemplo. Este mide la eficacia (qué tan bien pueden lograr las usuarias y usuarios sus objetivos en el sistema) y la eficiencia (cuánto esfuerzo y tiempo necesitan para ejecutar las tareas).

Además, dependiendo del producto, existen otras pruebas que muestran qué tan alta es la seguridad, es decir, en qué medida un entorno que incluye dispositivos, software, instalaciones y personas, está libre de peligros. Por último, pero no menos importante, se mide la satisfacción de consumidoras y consumidores, su percepción subjetiva, así como sus reacciones.

Si la evaluación revela defectos, el diseño se revisa en consecuencia y el producto se vuelve a evaluar. Una vez que cumpla con los requisitos y estándares de calidad, el producto puede ser lanzado, eso sí, siempre y cuando no haya que realizar análisis adicionales y la información recopilada sea concluyente.

Gracias a este procedimiento, el diseño centrado en el usuario/a evita errores que, de otro modo, solo se descubrirían después de haber lanzado el producto y, en tal caso, estos problemas solamente podrían resolverse con una gran cantidad de recursos adicionales.

Ampliar conocimientos

Contenidos relacionados