ISP (Proveedor de servicios de internet)

De Seobility Wiki
Saltar a: navegación, buscar

¿Qué es un ISP o Proveedor de servicios de Internet?

Un ISP o proveedor de servicios de Internet, por sus siglas en inglés "Internet Service Provider", es una empresa que ofrece acceso a Internet y también una serie de servicios relacionados como: el hosting, las aplicaciones, los contenidos online o el acceso a la red mundial, entre otros.

Por lo tanto, cuando un ISP activa un determinado servicio solicitado por una o un cliente, el consumidor puede hacer uso de dichas funciones. Siendo así, contratar un ISP es un requisito indispensable para cualquiera que desee acceder a Internet, ya sea para fines personales o empresariales.

No obstante, las funciones de un proveedor de servicios de Internet no se limitan solo a proporcionar acceso online, sino que también incluyen el mantenimiento de la infraestructura clave para respaldar las comunicaciones digitales y garantizar la conectividad como el cableado, los servidores y las redes.

Por otro lado, como se mencionó antes, algunos ISPs ofrecen también servicios adicionales de hosting, diseño web, ciberseguridad, softwares para e-commerce, cuentas de correo electrónico y servicios de registro de dominios.

Tipos de proveedores de servicios de Internet

Existen diferentes tipos de ISPs en función del servicio que prestan y de su organización, por ejemplo, de carácter comercial, gestionadas por organizaciones sin fines de lucro o de propiedad privada.

Otro modo posible de clasificar los ISPs es, en función a la tecnología que utilizan para prestar sus servicios como:

  • Dial-up o marcación que utiliza la infraestructura telefónica.
  • Cable o ancho de banda.
  • Tecnología satelital.
  • Fibra óptica.

Asimismo, al clasificar los ISPs según el servicio que ofrecen, se subdividen en cuatro categorías:

Proveedores de acceso

Estos son los ISPs que ofrecen acceso a Internet en el sentido más amplio del término. Su función principal es permitir la conectividad de las usuarias y usuarios a la red mundial a través de dispositivos físicos como routers o módems. De hecho, algunos también pueden proporcionar acceso a Internet tras adquirirlo o alquilarlo desde otro ISP.

En estos casos, los servicios suelen venderse en paquetes cuyo precio depende del ancho de banda o la cantidad de datos incluidos en el paquete, lo que a su vez, genera una subclasificación de 3 niveles:

  • los ISPs de nivel 1 son organizaciones que poseen y tienen acceso a toda una región de Internet, sin necesidad de comprar derechos de acceso a otras compañías. Solo existen unos pocos ISP de nivel 1 como AT&T o Verizon, entre otros.
  • Los ISPs de nivel 2 solo pueden prestar sus servicios tras adquirir el acceso a Internet de las operadoras de nivel 1 o mediante acuerdos de interconexión.
  • Los proveedores de nivel 3 no suelen poseer ninguna red, se caracterizan más bien por actuar como intermediarios entre las y los usuarios finales y otros ISPs.

Proveedores de hosting o alojamiento

Un proveedor de hosting ofrece a los y las consumidoras espacios virtuales en los que se cargan y mantienen los sitios web. En este sentido, un hosting puede medirse y calcular su precio con base en su espacio de almacenamiento, que puede ser medido en: kilobytes, megabytes y gigabytes.

Incluso, algunos de estos proveedores de servicio también pueden alojar cuentas de correo electrónico y ofrecer servicios relacionados como: el reenvío de correos, filtros de spam, contestadores automáticos, la organización del correo en carpetas, etc.

Asimismo, algunos hostings brindan servicios de almacenamiento de datos masivos, por ejemplo:

  • Alojamiento en la nube: se trata de un servicio para alojar páginas web, emails, datos, etc. que se cimienta en una red formada por múltiples servidores interconectados, en lugar de uno solo.
  • Servicios de centros de datos: proporcionan servicios de almacenamiento y la gestión de operaciones informáticas que van desde el manejo del hosting hasta la creación de copias de seguridad e incluso funciones de ciberseguridad.

Proveedores de servicios de aplicación

Estos ISPs ofrecen a sus clientas y clientes acceso a servicios digitales y softwares con aplicaciones prácticas. Por ejemplo, disponen de servicios complementarios para los comercios online en términos generales como software de procesamiento de pagos, aplicaciones de informes de bases de datos o paquetes de software que ofrecen procesadores de texto y hojas de cálculo. Mientras que otros ISPs ofrecen soluciones para sectores verticales o industriales aún más específicos.

Asimismo, los proveedores de servicios de aplicación o ASP son otra clase de ISPs que ha ido ganando popularidad entre organizaciones y personas particulares. Estos proveedores brindan una alternativa a los modelos tradicionales en los que el acceso a un software determinado requería la compra y descarga del programa, pues los ASPs ofrecen aplicaciones de acceso remoto.

Proveedores de contenidos

Como su nombre lo indica, se trata de organizaciones que producen y ponen a disposición del público, contenidos digitales en diversos formatos, por ejemplo: blogs, vídeos, música, archivos, etc.

De este modo, los proveedores de contenidos por Internet, suelen operar en áreas específicas como las noticias, el entretenimiento o contenidos educativos, entre muchas otras. Además, cuentan con la característica de que sus contenidos pueden ser suministrados a través de terceros mediante páginas web externas o mediante soluciones propias.

De igual manera, los contenidos producidos pueden estar disponibles sin coste alguno o bajo una membresía, siendo que algunas de estas empresas también dependen de la publicidad para apoyar sus plataformas y, para ello, a menudo utilizan estrategias de pago por clic.

Importancia para el SEO

En algunos casos, las compañías de ISP que ofrecen servicios de alojamiento impiden que los robots puedan rastrear los sitios web de sus clientas y clientes, interfiriendo con la indexación del sitio y generando efectos negativos en el SEO y en el ranking del sitio en los resultados.

Esto, usualmente, se resuelve modificando el archivo .htaccess, donde probablemente haya instrucciones que bloqueen a los robots o arañas web. Lamentablemente, hay algunos ISPs que no conceden el acceso a este archivo, limitando considerablemente el rendimiento del SEO de una web.

Además, aquellos ISPs que ofrecen alojamiento web compartido pueden ocasionar problemas de bajo rendimiento, debido a que colapsan el servidor por hospedar demasiados sitios web. Como este problema también afecta a la velocidad de la página (un factor importante de posicionamiento) este tipo de almacenamiento puede empeorar los esfuerzos SEO de un portal.

Ampliar conocimientos

Contenidos relacionados